jueves, 1 de mayo de 2008

lluevebogotásol

Hoy llovió todo el día en Bogotá. Pero, según testimonio de alguien a 30 cuadras de donde yo estaba, hacía sol. Bogotá es así: temperamental, por eso es que no le cae bien a todo el mundo.

Yo la amo.


2 comentarios:

yacasinosoynadie dijo...

Lo que pasa con bugotá es que es mujer... y cuando se pone regluda..... carajo ¿quien se la aguanta?

JuanArenas dijo...

Yo sé. Es una niña. Divina y fea. Es que de fábrica vienen bipolares.