domingo, 27 de abril de 2008

conjeturadenomeacuerdo

Ok, entre un punto y yo hay una distancia. Bien hasta ahí? Bueno. Para llegar al otro punto tengo que, primero, cubrir la mitad de la distancia que nos separa. Ok, cubierta esta distancia acorté a la mitad la distancia anterior. Ahora, para seguir acercándome tengo que cubrir primero la mitad de esta nueva distancia. Cubierta ésta, tengo que cubrir esa incómoda otra mitad y así...

Lo increíble es que pienso que cubriendo mitades algún día, dentro de ese infinito rango de distancias fragmentadas, voy a poder estar realmente cerca.


1 comentario:

Andrés dijo...

Qué puta chimba de escrito. Está excelente.